Para muchos será masoquismo, para mi es el último acto de amor visible que haré por quien considero hasta hoy era el amor de mi vida.

Creo que se debe dar crédito y respeto al sentimiento más hermoso que Dios nos ha dado como seres humanos: la capacidad de amar.

Por amor un hombre se dio en sacrificio para salvar a la humanidad, un acto que cambió el rumbo de la historia partiéndola en antes y después de su existencia; Por amor se han hecho cosas hermosas y a la vez terribles, así que tener la capacidad de amar es un privilegio que debemos agradecer cada día.

Se dicen tantas cosas sobre el amor, que se puede amar de múltiples formas, que tiene diferentes etapas, que es una decisión, entre otras tantas; Pero mi historia no pretende crear una teoría más, solo quiero despedirme públicamente de un hombre que transformó mi mundo.

He estado enamorada algunas veces, pero solo en una ocasión creí tener la certeza que era el hombre correcto (gracias a Dios!  Estaba equivocada). Soy una mujer decidida, de carácter fuerte, independiente, totalmente apasionada y soñadora; en temas del corazón tal vez ingenua, aun creo que el amor es para toda la vida, que se puede amar con el corazón y con la razón al mismo tiempo y que amar es una decisión. 

Aun así, siempre he hecho elecciones incorrectas, tal vez buscando reemplazar el amor paternal que no tuve, pero sí puedo decirte que aquellos que he escogido han resultado muy mal.

Un día entendí que estaba siguiendo un patrón al escoger equivocadamente y decidí romperlo y cambiarlo… ¿Porque no intentar algo diferente? Así que elegí quedarme quieta, por primera vez no pensaría en el amor, si había un príncipe para mi este tendría que cruzarse en mi camino y él tendría que escogerme primero. …tal vez digas ¡que ilusa fuiste! eso no funciona así…pero ¿qué puedo decirte? Lo que había hecho hasta ese momento no había funcionado…y soy una buena mujer, tengo cualidades, soy bonita, noble, un buen prototipo como dicen muchos de amigos…sin embargo poco afortunada en temas del corazón.

Tal como lo pensé, sucedió, un día él se cruzó en mi camino, me miro y se atrevió (como dice él) a intentar acercarse a una chica como yo…

No quiero aburrirte con detalles ni decirte que fue una bella historia. (Aunque lo fue en todo), solo puedo decirte que la conexión de dos almas nunca fue tan perfecta, el respeto y la sinceridad fueron la clave, y yo tenía razón!…siempre había escogido mal…lo que yo creía que era perfecto para mí nunca realmente lo había sido…

Ahora tenía un gran chico frente a mí, totalmente opuesto a lo que siempre busque, era de otro mundo…literalmente dos personas opuestas pero perfectamente conectadas. 

Un caballero en esencia, tiene la mejor cualidad que puede tener un hombre…saber escuchar a una mujer, sabe cómo amar en medio de su locura, su mirada es única y SI a este punto ustedes entenderán que estaba enamorada…

Nunca entendí porque tanta conexión entre los dos…el tiempo que duró fue perfecto, cada canción valió la pena, cada momento es inigualable, los repetiría una y mil veces más, nuestra amistad creció lo suficiente para ser también buenos amigos y disfrutar cada momento juntos mientras durara; Siempre supe que era un riesgo para mí, en mi corazón no quería dejar ir a este gran hombre, pero la vida es así, el destino es así, nunca sabré en realidad si nos faltó luchar o debía ser así: corto y perfecto.

Pero llego el día en que todo debía acabarse…en contra de lo que sentíamos, el consideró que debía ser así, que era lo mejor para los dos…y yo lo acepte porque ante todo había respeto del uno por el otro.

Esto hizo crecer más aun nuestra amistad, vernos después de ese momento nos hizo conocernos en una mejor forma, por mi parte reafirme que él era la persona correcta, que podría vivir con él donde fuera, y que sería la persona con la que yo querría compartir mi resto de vida. Él había llegado para transformar mi mundo y enseñarme con su locura que había una posibilidad de amar como siempre soñé… El entendió que le falto coraje para continuar…y como dicen por ahí nadie sabe para quién trabajas…yo trabaje para que alguien más se quedara con este gran hombre.

Parece una historia loca e irreal, pero es tan real como el dolor que siente mi corazón al tener que dejar ir el amor, hoy sé que quien ama realmente deja libre (aunque esto signifique sufrir), hoy seguimos siendo muy buenos amigos, seguimos estando conectados en muchas cosas y  aún sigo sin entender porque esta conexión entre los dos, pero he entendido que todas las cosas nos ayudan para bien y que siempre, siempre Dios es bueno!.

El dolor no se ha ido del todo, aun lo extraño, pero Dios ha sido fiel para ir llenando poco a poco el dolor y el vacío. Él está próximo a casarse, y en esta carta quiero agradecerle públicamente el haberse cruzado en mi vida, el haberse atrevido a tocar la puerta de mi corazón y llegar a mí para enseñarme como se ama de verdad, como se respeta y como se disfruta cada momento así sea corto.

Me enseñó a conocerme más, a darme cuenta que lo que yo creía correcto para mi realmente no lo era, a entender que un hombre que sabe escuchar atentamente a una mujer vale oro, a apreciar una mirada y saber leer el lenguaje del amor; Hoy le deseo lo mejor, tal vez no fue suficiente nuestro tiempo juntos pero valió la pena cada momento.  

Sé que ella es una afortunada porque se lleva a un gran hombre, y también sé que El será feliz con ella. Es mi deseo desde el fondo de mi alma que así lo sea.

La lección más difícil que aprendí fue entender que puede haber alguien que haga más feliz a quien tus amas y cuando eso sucede debes saber decir Adiós.

Hoy te digo adiós!…fue un hermoso viaje juntos mientras duró. Ahora vas en otro vuelo y sé que experimentarás cosas nuevas y maravillosas, lograras tus sueños y los veré cumplirse como grandes amigos que somos.

Esta experiencia me dejo un aprendizaje valioso, aprendí a amar con libertad, a valorar y apreciar pequeñas cosas que antes no veía, a bailar canciones que no olvidare y lo mejor que me dejaste fue acercarme mucho más a Dios.

Aprendí que para otros es normal que en una relación lleguen a quitarte la ropa y buscar tener relaciones todo el tiempo, pero cuando se abre el alma a alguien y se deja entrar en los pensamientos, en los miedos, en los sueños, en el futuro, eso es estar desnudos…

Hoy quiero hacer mi último acto de amor por ti…

Dejarte ir y decir Adiós…

Disfruta tu viaje y el camino que te queda por recorrer…

Ser feliz será el mejor regalo que me des.

Leave a comment