DURMIENDO  CON  EL  ENEMIGO:  “NO  AL  ABUSO  FINANCIERO,  NO  A  LA  VIOLENCIA  DOMÉSTICA”

DURMIENDO CON EL ENEMIGO: “NO AL ABUSO FINANCIERO, NO A LA VIOLENCIA DOMÉSTICA”

Por Alexandra Ramírez

¿Sabías que una de las razones más difíciles para dejar una relación abusiva es el DINERO? ¿Qué 1 de cada 4 mujeres es víctima de violencia domestica? La violencia doméstica afecta más a las mujeres que incluso el mismo cáncer de mama, de ovario o cáncer de pulmón. Muchas mujeres alrededor del mundo se encuentran durmiendo con su enemigo, y sin darse cuenta, están siendo víctimas de abuso financiero por parte de sus parejas. La mayoría de la gente piensa solamente en el abuso físico cuando se trata de violencia doméstica. 8 de 10 individuos no saben que el abuso financiero es otro tipo de maltrato. Ocurre en el 98% de todos los casos de violencia doméstica, como el maltrato físico, verbal, emocional o sexual, y es una de las maneras más efectivas para que un abusador pueda controlar a su víctima.

Abuso Financiero = Violencia Doméstica

¿Qué es el abuso financiero en la pareja?

El abuso financiero en la pareja es un tema difícil y muy poco divulgado en la sociedad. En una situación de abuso financiero, el abusador disminuye la capacidad de su víctima, en este caso de la mujer, de poder valerse por sí misma y la obliga a depender financieramente de él. El abusador la “bloquea” económicamente haciendo que ella no tenga los recursos necesarios para vivir por si sola o para abandonar la relación. En muchos casos cuando la mujer intenta hacer huir de una relación abusiva, recibe maltrato psicológico, físico o verbal.

La razón número uno que las víctimas de violencia doméstica deciden quedarse o regresar a una relación abusiva es que no tienen los recursos financieros para abandonar a su pareja. Si una mujer no tiene recursos económicos, no puede rentar un apartamento. Si el abusador continuamente acosa a su víctima en su lugar de trabajo, ella puede perder su empleo. Le limita la cantidad de recursos, monitorizando como
gasta el dinero y la vigila constantemente. También, el abusador puede gastar por completo los ahorros de su víctima, explotándola y limitando sus recursos disponibles. La devastadora ruina financiera de parte de un abusador, puede tomar años para una mujer y sus hijos para recuperarse.

En otras situaciones que involucran abuso financiero, el abusador puede tomar créditos bancarios a nombre de su pareja sin su consentimiento y que después deja de pagar, dañando el historial crediticio de su pareja. En otros casos, el abusador obliga a su pareja a trabajar o deja que todos los gastos recaigan sobre esta. De esta manera, el abusador logra tener el control total del dinero de su pareja.

¿Cómo buscar ayuda?

La mejor opción para los casos de abuso financiero en donde la víctima no puede terminar una relación por sí misma es buscar a ayuda profesional o buscar una entidad que luche contra la violencia doméstica. Y aunque en muchos casos no hay un centro de ayuda que ayude específicamente con el abuso financiero, la mujer puede acudir a fundaciones que estén en contra de la violencia domestica ya que está relacionado muy de cerca con el abuso psicológico, físico o verbal.

Es importante tener en cuenta que no hace falta que exista violencia física para buscar ayuda en ese lugar. Muchas de estas entidades hacen campañas para combatir la violencia doméstica y el abuso financiero en aquellas mujeres que se encuentran en relaciones abusivas. Apoyan los servicios de capacitación financiera que ayudan a las sobrevivientes de violencia doméstica para construir un futuro más seguro para ellas y sus familias. Estas entidades pretenden romper el ciclo de violencia en nuestra nación.

La violencia doméstica y el abuso financiero están relacionados enormemente. El abusador muchas veces usa el dinero para dominar su víctima. Sin trabajo, crédito o dinero propio, una mujer se convierte totalmente dependiente de su pareja. Sus gastos pueden ser controlados y restringidos por su pareja.

Aquí tienes algunos consejos que podrán ayudarte si estás pasando por este problema:

No te quedes callada. Aunque no sea fácil alejarse de este tipo de abuso, busca un familiar o un amigo que pueda ayudarte.

Busca ayuda en programas en contra de la violencia doméstica, estos tienen consejos y herramientas importantes para ayudarte a reconocer la violencia doméstica y a acabar con ello.

Obtén una copia de tu reporte de crédito. Si has sido víctima de robo de identidad o abuso financiero, contacta la sección de delitos informáticos de tu país.

Asegura todos tus documentos importantes, incluyendo tu pasaporte, certificado de nacimiento, pasaporte, documento de identidad, tarjeta de seguro social, estados financieros y otros documentos importantes. Guárdalos en un lugar seguro.

Lucha por tu libertad y tu seguridad. Revisa todas tus pólizas de seguro, de salud, de auto, de vida, etc…. No lo dejes para después.

Mujer, no permitas que nadie controle tu vida, solo Dios. Tu no mereces ser aislada, manipulada, maltratada, menospreciada, y mucho menos por dinero. Tú mereces ser amada, cuidada y vivir en amor con tu pareja. No permitas estar en cautiverio doméstico por causa del dinero. Una mujer segura financieramente, es una mujer empoderada e independiente. Controla tu dinero, controla tu vida.

Si eres víctima de abuso financiero o violencia doméstica y necesitas ayuda inmediata o conoces a alguien que está sufriendo de este tipo de abuso, contacta a emergencias locales en tu país, para que puedan ayudarte a salir del abuso. En todos los países hay una línea Nacional de Violencia Doméstica, acude a ella.

 

adminevamagazine

About the author:

CONTACT THE AUTHOR:
Categories: FINANZAS, POST

No comments yet.

Leave a reply

Reset all fields