MUJERES EMPRESARIAS O MUJERES  QUE  TRABAJAN  FUERA  DE  LA  CASA

MUJERES EMPRESARIAS O MUJERES QUE TRABAJAN FUERA DE LA CASA

1. Huye de los menús para trabajadores: cantinas, de las máquinas de dulces, refrescos y café; Aunque en las zonas donde se concentran los edificios de oficinas u otros trabajos abundan los locales especializados en comidas para trabajadores, lo cierto es que sus menús no son demasiado recomendables, ya que suelen abusar tanto de los alimentos grasos como de los fritos o la abundancia de aderezos. Si no nos queda más remedio que comer en uno de estos establecimientos un día, lo mejor es pedir carne o pescado a la plancha acompañado de ensalada, todo sin condimentar, para añadir en mesa la cantidad de aderezos exacta que queramos.

2. La comida casera es siempre la mejor opción: Prepara tus comidas el fin de semana y lleva tu lonchera, esto te quitará algunas libras y te ahorrará MUCHO DINERO. La única forma de comer sano, es preparar nosotros mismos nuestra propia comida.

EJEMPLO DE LO QUE PUEDES LLEVAR:

1. Barrita de proteínas

2. Una manzana pequeña

3. Nueces sin sal

4. Pollo a la plancha, papa pequeña, ensalada

5. Hamburguesa de pavo hecha en casa

6. Envueltos de lechuga con pollo o atún

7. Sopa de pollo, con vegetales

8. Sopa de lentejas

9. 8 onzas de agua cada 30 minutos (te habrás tomado 1 galón en tus 8 horas de trabajo)

10. Lleva tu propia azúcar y tu cafecito instantáneo

3. Crea rutinas para alimentarte: Come cada 3 horas, una cosa que siempre se debe de tener presente es que no solo importa lo que comamos, sino que también hay que tener en cuenta la forma en la que lo comamos. Nuestro cuerpo tiene memoria, y si comemos a horas irregulares y nos saltamos comidas entenderá que el acceso al alimento es un problema, por lo que se empeñará en guardar toda la grasa que comamos.

La mejor forma de evitar esto es no saltarnos ninguna ingesta de comida y tratar de mantener unos horarios fijos, que no varíen más de treinta minutos de un día para otro, con lo que nuestro organismo sabrá que el alimento no es un problema y que no existe necesidad de guardar reservas de grasas de más.

4. Nunca comas solo frente a la computadora. Pon limites en tu trabajo, por tu propio beneficio. Si es tu hora de break, toma tu tiempo come tranquilo y después vuelve a tu trabajo, come despacio y disfruta los alimentos. Como decíamos al principio, es común terminar comiendo mientras trabajamos, quizás por falta de tiempo o por pura inercia. Este comportamiento no es nada recomendable, ya que muchas veces ni somos conscientes de lo que comemos y terminamos ingiriendo alimento de más.

Lo mejor es convertir la comida en un acto social con nuestros compañeros de trabajo, ya que no solo reforzaremos lazos con una buena charla, sino que sin darnos cuenta espaciaremos más nuestros bocados, con lo que saborearemos mejor los alimentos y necesitaremos menos comida para saciarnos.

5. Para mantenerte activo: toma las escaleras, camina un poco estira las piernas y de pronto puedes hacer hasta un poco de ejercicios en tu propia silla!Se creativo y saca provecho de tus ratitos libres! Respira y toma conciencia de tu postura.

adminevamagazine

About the author:

CONTACT THE AUTHOR:
Categories: POST, SALUD Y BELLEZA

No comments yet.

Leave a reply

Reset all fields